Loading...

Podemos entender el marketing como un conjunto de estrategias que buscan mejorar la comercialización de un producto. Actualmente, las empresas no podrían sobrevivir sin el marketing. Es su manera de darse a conocer a un cliente que recibe miles de propuestas de compra al día. Ahora bien, para que el marketing sea exitoso, tras él se esconden personas expertas en captar tendencias, pero también de analizar datos. Aquí es cuando entra en juego el Data Science.

¿Qué es el Data Science?

Aunque en un principio se pueda llegar a pensar que este término haya aparecido en el último milenio, lo cierto es que lleva más de 40 años en uso. La primera persona que utilizó este concepto fue el científico Peter Naur. Gracias a él, empezó a difundirse este término en la sociedad de la información.

Sin embargo, no fue hasta 1996 en el que se utilizó por primera vez en una conferencia pública a la que titularon “Ciencia de datos, clasificación y métodos relacionados”, tras lo cual empezaría a aparecer públicamente en un sinfín de medios de divulgación científica hasta alcanzar el reconocimiento social que tiene hoy en día

La ciencia de datos es un campo interdisciplinario que involucra métodos científicos, procesos y sistemas para extraer conocimiento o un mejor entendimiento de datos en sus diferentes formas, ya sea estructurados o no estructurados, ​ lo cual es una continuación de algunos campos de análisis de datos como la estadística, la minería de datos, el aprendizaje automático y la analítica predictiva.

En este nuevo paradigma, los investigadores se apoyan de sistemas y procesos que son muy diferentes a los utilizados en el pasado, como son modelos, ecuaciones, algoritmos, así como evaluación e interpretación de resultados.

Funciones de los expertos en Data science

Las personas que se dedican a la ciencia de datos se les conoce como científico de datos, de acuerdo con el proyecto Máster in Data Science define al científico de datos como una mezcla de estadísticos, computólogos y pensadores creativos, con las siguientes habilidades:

  • Recopilar, procesar y extraer valor de las diversas y extensas bases de datos.
  • Imaginación para comprender, visualizar y comunicar sus conclusiones a los no científicos de datos.
  • Capacidad para crear soluciones basadas en datos que aumentan los beneficios, reducen los costos.
  • Los científicos de datos trabajan en todas las industrias y hacen frente a los grandes proyectos de datos en todos los niveles.

¿Cómo afecta el Data Science al Marketing?

El auge del Big Data y las tecnologías relacionadas con la Inteligencia Artificial están suponiendo un cambio radical dentro la disciplina del Marketing Data Science. De hecho, de acuerdo con IDC, la cifra estimada de ingresos generados por el Big Data y la analítica de negocio crecerá desde los 130 mil millones de dólares, que se alcanzaron el pasado 2016, hasta los 203 mil millones en el 2020.

Antes de que termine el presente año, un tercio de las principales compañías del mundo, ya habrán invertido en soluciones de Data Science el doble que en cualquier otra aplicación o herramienta de negocio.

Según el informe “The Quant Crunch: Demand for data science skills is disrupting the job market”, publicado por IBM, la demanda de ingenieros y analistas de datos se habrá incrementado en un 39% para el año 2020.

Demanda de expertos en marketing

Desgraciadamente, todo parece indicar que, durante estos primeros años, las empresas y los departamentos de marketing tendrán que lidiar con una notable escasez de especialistas en marketing analytics y big data marketing science. Anteriormente, ya hemos anticipado la importancia de incorporar a un analista de datos en el equipo. De lo contrario, se estará limitando enormemente el rendimiento que se pueda obtener de una infraestructura de data science.

A estas alturas, todo especialista en marketing es perfectamente consciente de la utilidad de la analítica de datos para conocer la reacción y sentimiento de los consumidores frente a un determinado producto o servicio.

El problema es que, hasta ahora, la capacidad de reacción frente al comportamiento del cliente se veía limitada por la velocidad del procesamiento de los datos y acceso a la información. En consecuencia, el trabajo de reinvención que ha hecho la industria del marketing ha sido exitoso, pero no del todo. Es decir, es necesario que evolucione un paso más allá.

Por un lado, la tecnología es cada vez más importante y está teniendo un peso más decisivo en lo que hacen y en por qué lo hacen. Por otro lado, incluso en las cuestiones tradicionales que el marketing ha solucionado (como el modo de conectar con los consumidores) la solución a sus problemas y a sus necesidades viene cada vez más de la tecnología.

 

Solicita Información

Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



Dirección
Madrid (España)
 Anterior  Todos Siguiente